UN SUEÑO MÁS HECHO REALIDAD

Gracias a la colaboración de toda la comunidad, deportista paralímpica logró viajar a Estados Unidos

Después de tanto esfuerzo y sacrificio, el 29 de marzo, un grupo de trece personas viajamos rumbo a Minneapolis. Reunir el dinero para este viaje no fue algo fácil, así que con mi papá decidimos hacer una rifa de un portátil, el hijo del  señor Omar Álvarez de la cooperativa del colegio fue quien se ganó la boleta con el  número 2343 de la lotería de Boyacá. Pero esto no se trataba de sólo reunir el dinero y viajar, sino de horas de esfuerzo, disciplina, dedicación y mucho amor en los entrenamientos, pues la natación no se basa sólo en entrar al agua y nadar por un rato, la natación trae miles de experiencias y recuerdos, es la batalla contra uno mismo, contra un reloj, nada sacamos con ocupar el primer puesto si el registro es pésimo, la mejor satisfacción de un nadador es mirar el marcador y ver marcas por debajo de sus tiempos personales, sin importar la posición  a la que se llega, una medalla no siempre lo es todo.

unsueñomashechorealidad2013 (5)

Estados Unidos fue y será un viaje inolvidable, no podría olvidar toda la experiencia, recuerdos y enseñanzas que dejó en mi vida. Cada viaje, cada competencia, cada pito que se escucha en la plataforma de salida son cosas que nunca olvido y que llevo en el corazón. Ser deportista paralímpica ha sido una de las cosas más bonitas que Dios me ha podido dar, no sólo es la satisfacción de viajar, conocer, disfrutar, vivir y aprender, sino de representar no sólo mi país, sino a mi ciudad, a todas las personas con alguna limitación ya sea física, auditiva o visual. Creo que ningún deportista tendría las palabras correctas para dar a entender todo lo que puede alcanzar a pasar en nuestras mentes en tan pocos minutos, inclusos en milésimas, en una competencia, ni podría explicar todas las lágrimas de dolor y alegría que lleva un entrenamiento ya que mi principal rival no es una deportista, ni una persona, mi principal rival es un cronómetro, es el registro en unas marcas en el raking.  Quizás me quede mucho camino aun por recorrer para lograr mi mayor reto, mi más hermoso sueño, pero mientras llega, seguiré luchando, seguiré nadando, seguiré dándolo todo en un entrenamiento, sé que cada esfuerzo vale la pena, que nada es en vano y que algún día seré Medallista Olímpica de la Presea Dorada.

Gimnasio Sabio Caldas © Tel: 7312253 Dir: Carrera 42 No. 73 A 10 Sur- Bogotá, Colombia | Diseño Daniel Maldonado   Daniel Maldonado