CORO “VOCES UNIDAS” Y CORO DE LA ÓPERA DE COLOMBIA

 

 

 

Se llegó el día tan anhelado por todos nosotros: el fruto de tantos ensayos, sacrificios y aprendizajes, ya tomaba forma. El día viernes 13 de septiembre, el viaje en el bus se hizo más corto y fugaz, el calentamiento fue un preámbulo de toda la fantasía por conocer, la prueba de sonido junto con los coristas profesionales nos llenó de ánimo y muy buenas sensaciones. Trascurrió el tiempo mientras tomábamos un merecido descanso y nuestras pieles se erizaron en el momento en que nos convocaron para entrar a los camerinos a prepararnos, vestirnos de la forma adecuada y portar el uniforme del colegio; esto nos dotó de seguridad y orgullo, el salón de música se llenó de consejos y abrazos mientras la hora de subir a la tarima llegaba.

 

 

Y de repente, el momento llegó, un silencio total nos recibió en el Centro Cultural del Gimnasio Moderno, muchas luces nos apuntaban y todo se transformó cuando iniciamos nuestra presentación, nos sentimos libres, felices, profesionales, orgullosos de ver, en medio de la multitud, a nuestros seres queridos. El final del primer acto se colapsó de infinitos y muy sentidos aplausos, nuestra venia hacia el público fue una forma de agradecer todo lo que ellos hacen por nosotros. Descendimos del escenario y disfrutamos de las magníficas voces de este excelso grupo. Se llegó el intermedio y volvimos al salón de música donde hicimos uso de la memoria de la piel para guardar por siempre ese momento de grandeza; y nuestra segunda intervención llegó como un suspiro, volvimos al escenario y desplegamos una vez más nuestro talento y nuestras alas para sentirnos cada vez más inmortales. Nuestras sonrisas fueron el adorno a una nueva lluvia de aplausos y euforia. Para finalizar esta grandiosa noche, disfrutamos del cierre del concierto con Zarzuela y mucho talento.

 

 

Queremos extender un agradecimiento total a todos aquellos que hicieron parte de este magnífico sueño, a la Fundación Monseñor Emilio de Brigard, a la Ópera de Colombia, a aquellos que donaron parte de su tiempo, sabiduría y talento para que nosotros podamos llevar este momento de inmensa plenitud por el largo camino que nos tiene la vida.

Siempre arte, siempre felicidad, siempre libertad, siempre música, ¡¡¡siempre Coro VOCES UNIDAS¡¡¡

 

Edison Parra, docente de música, Gimnasio Sabio Caldas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *